Saltear al contenido principal

Estadio 7: Alcanza la excelencia

4 students

Stephen R. Covey, uno de los referentes mundiales en management de empresas, ha publicado muchos libros. Uno de ellos es “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”. Más tarde, publicó “El octavo hábito”. Te decimos esto, porque este estadio 7 está dedicado a estos 8 hábitos que te propone Covey para que seas altamente efectivo y así poder alcanzar la excelencia personal y profesional. Hábitos que puedes aplicar a tus otros ámbitos de vida: social, sentimental y familiar.

El primer hábito es que seas proactivo, que provoques que las cosas pasen. Que provoques cambios, que presentes opciones sin esperar a que nadie te incite a ello. Ser proactivo es no esperar a que nadie te diga lo que has de hacer.  Es proponer, proponer y proponer. Es hacer, hacer y hacer. Si eres proactivo con Metamorphosis, compronbarás en cada uno de los 15 estadios que la forman cómo proponemos una y otra vez que seas protagonista de tu vida y no un simple espectador de la misma.

El segundo hábito es que siempre partas con un plan en tu mente. Es decir, que tengas claramente un propósito de lo que quieres conseguir, de lo que quieres hacer, de lo que es tu empresa, y que persigas todo ello sin desistir. ¿Sabes cuál es tu propósito de vida profesional y personal? El siguiente estadio, el 8, te facilitará mucho este segundo hábito.

El tercer hábito es que sepas priorizar y que lo hagas. Es decir, primero lo primero. Es ordenar según tus prioridades. Ordenas tu agenda diaria, tus tareas para cada jornada. También para tu semana, tu mes, tu año, etcétera. Es elaborar la mejor estrategia posible en función de tus prioridades, diferenciando claramente lo que es importante y lo que no, lo que es urgente y lo que no.

Estos tres primeros hábitos trabajan tu interior: el primero ser proactivo, el segundo comenzar con un plan en mente y el tercero es priorizar, primero lo primero.

El cuarto hábito es ganar/ganar. Ya entras relación con otras personas. Se trata de que te habitúes a que todos han de ganar. No a que ganes tú y pierda el otro, o a que pierdas tú, o a que perdáis todos. Cuando tienes una propuesta en tu equipo de trabajo, tiene que ser consensuada entre todos, pues todos debéis poder ganar. El líder, si eres tú o quién sea, el equipo de trabajo, los colaboradores, la empresa y hasta la sociedad.

Que las dos partes ganen es fundamental. Piénsalo un momento en pareja. Si solo gana uno, no habrá relación de calidad y si no la hay, morirá.

El quinto hábito es comprender antes de ser comprendido. Todos queremos sentirnos importantes. Estamos seguros que tú quieres sentirte importante y comprendido. Todos queremos que nos escuchen y que nos comprendan pero, realmente, lo que nosotros podemos hacer con plenas garantías de éxito es escuchar y comprender a los demás. Imagínate en una negociación si no comprendes bien al otro, ¿cómo podrás ofrecerle algo para que gane y tú hagas lo propio?

El sexto hábito es crear sinergia. Es saber que la suma de las partes da como resultado algo más que la simple aritmética. Es decir, que cuatro colaboradores más su líder no son cinco propuestas, sino que la suma de las cinco propuestas va a dar un plus más. Colaboras para conseguir un éxito mayor, para alcanzar la excelencia en un producto o en un servicio. Colaboras para ser altamente efectivo.

El séptimo es afilar la sierra, que quiere decir reinventarse de nuevo a sí mismo. Es decir, por muy bien que estés desempeñando tu labor profesional, por muy bien que estés haciendo las cosas, siempre has de reinventarte, siempre has de provocar que crezca tu interior, que mejores.

El octavo y último hábito es encontrar tu voz interior. Es decir, que desarrolles el potencial interno intrínseco que tienes. Todos y cada uno de nosotros en nuestro interior tenemos un potencial, que si lo desarrollamos al máximo, alcanzaremos la excelencia personal y profesional. Hallarlo es, pues, fundamental.

En definitiva, estos 8 hábitos están diseñados para que consigas ser altamente efectivo en tus relaciones, en tu vida profesional y en tu vida personal. Y si los integras bien y los entrenas cada día con cada acción que realices, podrás alcanzar la excelencia profesional.

En éste sentido, si tienes colaboradores, has de promover que estos 8 hábitos también se den en todos y cada uno de ellos.

68,00€ 34,00€